Para realizar adecuadamente un plan de marketing odontológico, debemos tener en cuenta cuatro claves:

  • Branding: define la identidad corporativa de una marca
  • Notoriedad: es el grado de conocimiento que tiene el público sobre una marca
  • Captación: es el conjunto de acciones que nos sirven para aumentar el número de contactos que pueden pasar a ser potenciales clientes
  • Fidelización: hace referencia a la lealtad de un cliente hacia una marca

Estas cuatro variables por separado pueden ser potentes en un momento puntual, pero el éxito sostenido en el tiempo sólo se producirá si las combinamos.

Si hablamos de marketing odontológico, tenemos que introducir una variable más. Nuestras estrategias de marketing no van dirigidas a potenciales clientes, sino a potenciales pacientes.

Este matiz es muy importante y nunca hay que perderlo de vista, puesto que un cliente quiere comprar un servicio, mientras que un paciente lo que necesita es que le curen un malestar o enfermedad.

A partir de este concepto, una clínica odontológica que emplee estrategias de marketing sin tener en cuenta a quién se dirige, no conseguirá conectar con su público objetivo.

Toda estrategia de marketing relativa al sector odontológico deberá tener, por tanto, un especial rigor en sus contenidos.

Qué duda cabe que los pacientes cada vez buscan más información antes de decantarse por una clínica dental. Una buena estrategia de marketing sabrá dónde y cuándo comunicarse con sus potenciales pacientes y por supuesto cómo conservar los pacientes que ya tiene la clínica dental.

Si te ha gustado el post, por favor, ¡compártelo! Gracias.

You need to add a widget, row, or prebuilt layout before you’ll see anything here. 🙂
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail